Ermita de San Gregorio Hinojosa del Duque

Información

Para hablar de la ermita de San Gregorio de Ostia nos basamos en las  fuentes del Padre Juan Ruiz, en su libro La Ilustre y Noble Villa de Hinojosa del Duque, el cual nos relata lo siguiente: “habiéndose reunido el cabildo de este Ilustre Ayuntamiento en 1569   se acuerda, entre otras cosas que todos los años el día 9 de Mayo se celebre la fiesta de San Gregorio de Ostia y que  San Gregorio, sea  Patrón y Abogado de los labradores de esta villa. Tanto el día de su festividad como el ser Patrón quedó reflejado en un Acta Capitular del año 1581.”

Se supone que en aquel entonces la ermita se encontraba al final de la calle Arenales (que más tarde, fue llamada de San Diego, y actualmente Corredera), y posiblemente fuera donde hoy se encuentra la ermita de San Sebastián; asímismo, es posible que estuviera aislada y separada de la población, aunque muy próxima a ella. Esto lo afirma un documento del libro de cuentas de Casillas de Curas de la actual parroquia de San Juan Bautista, que desapareció en la Guerra Civil.

En 1756, la plaga de la langosta, afectó a muchas provincias de España y el Rey decidió pasar como reliquia salvadora de aquella plaga a la cabeza de San Gregorio de Ostia por los lugares que más habían sido atacados por la misma. También pasó por Hinojosa del Duque, reafirmándose así la devoción  a San Gregorio, que ya años atrás  se le venía ofreciendo en nuestro pueblo.

No se sabe con exactitud cuándo fue trasladada de lugar la imagen de San Gregorio a otro punto de Hinojosa, a “Camino a Sevilla”, fuera de las portadas. Posiblemente ocurriera  a finales del siglo XVII,  puesto que se hace mención de su situación en otro documento que se hallaba en la parroquia de San Juan Bautista, fechado en 1735.

Entre 1937 y 1939, la actual ermita fue derribada prácticamente en su totalidad. Con la finalización de la Guerra Civil, los vecinos de la calle de San Gregorio y adyacentes tomaron la decisión de reconstruirla como pudieran. Uno de sus vecinos tuvo la idea de que todos trabajarían cuando terminaran sus quehaceres diarios y otros con sus carros harían llegar los materiales, los cuales  eran escasos y costosos; de esta manera, entre todos, en el plazo de un año estaría terminada. Todos se pusieron manos a la obra; no hubo ni pereza ni desgana, ni tampoco miseria, aunque había mucha en aquel tiempo. Uno de ellos, Juan Romero Cano,  decidió  marcharse a Madrid y  comprar la imagen de nuestro Patrón, por supuesto costeado de su propio bolsillo.

Alrededor del mes de Febrero de 1942, la ermita de San Gregorio ya estaba reconstruida y resplandecía blanca en el “Camino a Sevilla”.

Sin lugar a dudas, la actual imagen de San Gregorio, es bellísima y también lo es la obra que allí dejaron con tanto sudor y sacrificio todos los vecinos del barrio de San Gregorio. En 1952 la viuda de Juan Romero, donó la campana; se colocaron bancos, manteles y se adecentaron los alrededores. Se decidió hacer la casa del santero, adecuando la pequeña ermita a las necesidades de aquel momento.

La ermita, aunque no posee valores arquitectónicos destacados es muy sencilla y acogedora; tiene una nave de 12 metros de longitud por 4.4 metros de anchura, y goza del fervor y la devoción que atrae a todos los hinojoseños en las vísperas de su patrón.

Dirección

Prolongación calle San Gregorio

14270 Hinojosa del Duque

Córdoba

Contacto

957141056

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario